View photo
  • 1 week ago
  • 47

"NADIE ME LEE" Capítulo UNO

Capitulo I

Siempre me levanto de ésta cama, cada mañana o tarde, sintiéndola cada vez mas pequeña, pues mi gran ego y yo nos pateamos cada noche para dormir cómodamente, aunque en la vida real, simplemente me levanto, agarro la primera camiseta que encuentre que no huela aún a ropa sucia, y me pongo los zapatos que encuentre mas cerca a la cama. Es mas o menos, una rutina que parece una aguja, duele, pero cada vez abarca mas espacio en el cuerpo. Después de darme un par de palmadas en las mejillas frente al espejo agarro un saco que no me haya puesto el día anterior y salgo a caminar.

Siento que algún día fui alguien interesante, para alguien además de mi, cada vez soy mas arrogante, por ejemplo llego a la misma tienda de todos los días y veo al dueño, que con una cara poco agraciada me atiende al llegar por el jugo de naranja de todos los días; que puedo decir de él? Pues si bien parece una persona humilde, se ve que es mas arrogante que yo mismo, que le da pereza hacer lo que hace, tal ves su esposa no lo complace como él quisiera, o necesita, y si hablo sexualmente, porque al fin y al cabo se ve que es una fiel mujer, no muy enérgica pero no se ve como una mala persona, pero tal vez no la he analizado lo suficiente, su gran verruga en el mentón me distrae siempre que trato de hacerlo. Siempre me siento en ésta pequeña mesa azul en la parte de afuera de la tienda, con olor a café fresco que tomaré después de mi jugo y acompañaré con un cigarrillo, lo bueno de éste sitio es que puedo observar perfectamente los estereotipos, ya que son aproximadamente las 7 de la mañana y éste es un barrio en el que aquellos que no somos de ésta cosmopolita decidimos vivir, y la mayoría de estudiantes independientes, que trabajamos, vivimos aquí también, pues es muy extraño ver personas mayores de 40 años y menores de 20 por aquí, por ejemplo, ahí viene el típico hombre metrosexual que pasa dos horas seguidas en el gimnasio, pasa en su camiseta esqueleto fosforecente de adidas que usa en su caro gimnasio caminando como un alicate porque si bien tiene una taciturna cara, cree que su barba y su inflado cuerpo le da la virilidad que todas las mujeres quieren, mas sin embargo se está vendiendo como en una carnicería, porque seamos sinceros, no es que las mujeres no piensen en sexo, o no vean un trozo de carne y se mojen, es que ellas a diferencia de nosotros los hombres saben diferenciar muy bien entre, un pedazo de carne, y un pedazo de cerebro y los múltiples usos de cada uno, así que éste se pavonea creyendo que es el sueño de hombre perfecto, pues lo es, pero como gigoló en una despedida de soltera; posterior a él viene ésta mujer que veo todos los días, si bien creo que es un don el poder leer las personas, ésta me interesa aún más, pues me da bastante material, se nota por la forma en que se viste, que es un rompecabezas de sus “amigas”, toma como referencia las personalidades de ellas, pues se ve poco original, es de esas que en una conversación puede seguirte la cuerda hasta empezar a dar opiniones propias, es la típica que saca un 5 en un examen de respuesta múltiple, pero cuando son preguntas abiertas le toca mirar el examen de quién esté a su lado, no se ha fijado en un hombre que no sea el novio de alguna amiga, pues el único referente que tiene de gustos son las virtudes que sus amigas le han dicho encuentran en él, es la típica que tiene vejiga comunal, que solo va al baño cuando a alguien mas le dan ganas de hacer pipí. Detrás de ella viene aquella chica que cree que el mundo se basa en lo que tenga puesto mas sin embargo se siente apartada de las masas siendo original, pero ahora es mas común ver personas queriendo ser diferentes, dando un patrón de similitud, como ella, con su audífonos grandes, su camiseta verde biche a la cual le cortó el cuello y las mangas, sus leggins de nebulosas y sus nike de plataforma, y el último ejemplo del día se asoma por la portería del edificio de enfrente, y es un futuro magnate, es aquel joven de 23 años recién graduado de la universidad, que se quedó trabajando en la empresa donde realizó sus prácticas universitarias, solo que ahora con un sueldo decente y un cargo ejecutivo mas alto que un simple practicante, con su corbata de rombos y su uniforme empresarial, sastre y corbata claro está.

Una vez acabado mi tinto vuelvo a mi apartamento y entre envolturas de chocolates y cobijas desordenadas busco mi toalla para darme un duchazo, mientras lo hago sueño con algún día encontrar esa persona que sea para mi tan difícil de decifrar que se vuelva una adicción pensar en ese ser, que llene mi vida de intriga hasta el punto en que no pueda satisfacer mi sed de conocimiento hacia él, que tenga el misterio suficiente para crear en mi un reto diario para decifrarlo, alguien que deleite mi mente con palabras que me toque buscar en el diccionario y con conversaciones sin fin, viajes sin igual y experiencias mas allá de lo físico, lo tántrico y lo espiritual, pero una vez cierro la llave de la ducha vuelvo a la realidad.

Empieza el resto de mi rutina, 3 clases por día, de las cuales solo aprecio una o dos a la semana, solo saco provecho de la poética de Aristóteles mientras en el fondo mi profesor tratando de darnos creatividad para crear historias nos cuénta sobre las fiestas dionisias y los orígenes del teatro como herramienta de narración, y después un viejo desmechado, en medio de su locura y falta de tornillos nos explica como repartirnos los cargos cinematográficos a la hora de plasmar una mediocre historia en lo que será una película corta de bajo presupuesto un poco aburrida y falta de emoción y coeficiente intelectual, dónde los personajes nisiquiera pueden hablar.

Siempre he pensado que como futuro realizador, o director he de conocer tan bien a las personas que debo convertirme en un actor, una persona que como un camaleón, en su vida cotidiana sea capás de comportarse hipócritamente según las personas o las situaciones lo ameriten, de hecho, ahora que lo pienso, eso soy, un actor, pues a cada quién se relaciona conmigo le digo lo que quiere escuchar, sin violar mis principios, es por eso que esa persona misteriosa se ganará el derecho de ver el verdadero yo, siempre y cuándo cumpla con los retos que abrir mis puertas requieran. Y es por eso tal vez que siento la necesidad de actuar mis propias historias, o cuándo las sueño o visualizo soy yo el protagonista, si bien soy la única persona que conozco bien, también soy lo suficientemente egoísta y egocéntrico para saber que nadie podrá expresar lo que quiero expresar. Pero bueno sin desviarme del tema saliendo de mis rutinarias clases con mediocres grupos, a los cuales no aporto tampoco mucho para salir de la mediocridad y me doy fácilmente por vencido con mis responsabilidades académicas (pues no siento mucho que amerite mas de eso) bajo los escalones para pisar la calle y empezar la travesía hasta llegar a mi trabajo.

Camino muchas cuadras al día, las mismas siempre, jamás cambio el camino que ya he trazado, pues llegará el día que de tanto pasar por esos paisajes llenos de concreto y puestos de dulces clandestinos algo extraordinario ocurra, o empiece a conocer personas las cuales su rutina se cruza con la mía, en fin, llego a mi trabajo, la feria de los estereotipos, están todos; aquella chica atractiva físicamente, pero pobre de cerebro, aquella que tiene todo el paquete, el cerebro, el cuerpo, la actitud, mas no el espíritu, aquel hombre frustrado con un mediocre trabajo que cree que el mundo está a sus pies por tener unas gafas cool y unos cuántos tatuajes sin sentido. Aquel joven que sigue la corriente, aquella chica se esfuerza por ser quién quiere ser, pero esconde su escencia, aquella otra, es extrovertida, ama la atención, pero a la hora de hablar con ella, te das cuénta que está llenando vacíos, y un montón de replicas del uno y de la otra una y otra vez, y una pelea por originalidad y la famosa discusión de yo trabajo mas que usted.

Puedo rescatar unos cuántos, aquellos que prefieren mantener su vida privada aparte de la pública y aquellos que hacen las cosas por convicción, pero su vida totalmente corriente no tiene el poder de ser memorable, al menos para mi.

Al ver miles de personas entrar y salir a diario de mi sitio de trabajo, unos altos, otros gordos, unos calvos y otros enanos, entiendo que las multitudes se juntan para mostrarle al mundo que tan populares son, por medio de sus celulares, para mostrar la marca del sitio donde estuvieron, mas que de poder saborear la experiencia de estar en un lugar fuera de lo común, pero al fin y al cabo que crítico, si también soy dependiente de éste tipo de situaciones, en algunas ocasiones, claramente.

Al llegar a mi casa luego de trabajar, lo primero que hago es tratar de que la gata no se salga del apartamento al momento de abrir la puerta, posterior a eso, voy al baño rutinariamente, y al estar en mi cama tratando de dormir (cosa que pocas veces logro) prendo el que digo será mi último cigarrillo del día, sabiendo aún que es mentira y analizo nuevamente mi día, diciéndome todas las noches sin excepción “mañana empezaré un cambio en mi vida”, cosa que nunca cumplo, y sueño despierto con el cómo sería mi vida si…  

Continuará… (Lo pongo para que sea mas interesante, aún sabiendo que nadie me lee.)

Juan Esteban Uribe Duque

View text
  • 2 weeks ago

Colillas.

Días tan monótonos como los que rodean mi vida, dónde camino las mismas calles, veo los mismos letreros, tomo las mismas rutas, para llegar al mismo lugar de trabajo y a los mismos salones de clase, veo en cada detalle un punto de partida, que sigue retrasando el vuelo. “Puedo estar rodeado de un oceano de personas, y aún así seguir sintiéndome solo”. A diario escucho el balbuceo de las mismas personas hablando de los mismos temas, producciones, bebidas, tetas y culos, entonces qué hace de mi vida especial? Qué hace de mis días algo que valga la pena y no una pérdida de tiempo y juventud como lo siento a diario?

Mil historias creo en mi cabeza cada noche cuando recostado en mi cama mientras me fumo el último cigarrillo del día. Siempre que camino por la calle trato de imaginar mi vida como un video musical, me explico, dependiendo de la canción que vaya escuchando siento que soy el protagonista de ésta, mas sinembargo son alucinaciones inoscentes de una mente perturbada, frustrada y atrapada en un cuerpo sin recursos. 

Si bien hace un par de días caminaba por la misma ruta de siempre fumándome un cigarrillo y miraba hacia el suelo y veía mil colillas en los andenes y calles, traté de inventarme una historia detrás de cada una de ellas, una historia basada en cómo y por qué llegaron de la cajetilla y de ser un cigarrillo completo hasta el piso, y ser pisoteadas por llantas y zapatos a diarios hasta desaparecer, hasta desintegrarse. Pues bien antes de estar ahí estuvieron en una mano y una boca… de dónde partió su ex portador para dejar su huella ahí? Muchas ideas venían a mi cabeza. A veces, cuándo la monotonía es extremadamente agotante, me invento historias detrás de las personas que desconozco en la calle, que habrá detrás de esas cansadas caras que cuando yo me dirijo a empezar mi jornada laboral ellos la están culminando. Que pasará por sus cabezas?

Pero al final del día la única historia real que conozco es la mía. 

Trato de estar engordando mi cerebro con información visual día a día y a veces detesto no tener un lápiz y un papel cercano pues creo historias que a mi forma de ser son increíblemente buenas, pero a la hora de escribir, todas esas ideas se han ido de mi cabeza. Por qué no podría nuestro cerebro ser como un dispositivo digital, que guarde en un disco duro todos nuestros pensamientos… por qué solo guarda los sueños? Tan fuertes son?

En conclusión, que podría esperar de mi exhausta cabeza que al tratar de pensar en tántas cosas al tiempo no le da descanso a mi cuerpo?

Juan Esteban Uribe Duque

View text
  • 2 weeks ago
  • 1
View photo
  • 1 month ago
  • 10929
View photo
  • 1 month ago
  • 153942
View photo
  • 1 month ago
  • 41012
View photo
  • 1 month ago
  • 21621
View photo
  • 1 month ago
  • 9902
View photo
  • 1 month ago
  • 4359
View photo
  • 1 month ago
  • 69
View photo
  • 1 month ago
  • 858
View photo
  • 1 month ago
  • 11269
View photo
  • 1 month ago
  • 37471
View photo
  • 1 month ago
  • 2474
View photo
  • 1 month ago
  • 1
x